¡La historia del Baleal Surf Camp! Más que practicar surf

Todo comenzó en 1980, cuando con 11 años me subí a mi primera ola en Prainha, con una tabla de surf Safari que mi padre le compró a Duarte Baltazar.

Recuerdo esa primera ola como si fuera ayer, y la influencia que ese momento tuvo sobre mí.

Como me fascinaba, mis vacaciones de verano en Baleal eran algo sagrado y algo así como la esencia de la vida. El surf sin duda contribuyó a este sentimiento trascendental.

En 1993, cuando comencé a dar mis primeras clases de surf a algunos niños de la isla Baleal que me pidieron ayuda, nunca imaginé que en un futuro el surf revolucionaría Peniche.

[wp-pano width=”100%” Height=”600px” html5=”prefer”]

Mientras tanto, obtuve una licencia para instalar una caseta de madera en la playa de Baleal, la primera ubicación de la Escuela de Surf de Baleal, donde guardaba todo el material de surf, alquilaba tablas y trajes y vendía material básico de surf.

Durante más de 4 años fantásticos de gran experiencia de aprendizaje y dedicación, estaba «solo» en la playa, dando clases de surf a los portugueses y, sobre todo, a un creciente número de turistas entusiasmados por aprender el noble arte de montar las olas.

Rápidamente comenzaron a surgir decenas de nuevas empresas de surf no solo en el municipio de Peniche, sino también a lo largo de la costa portuguesa, especialmente en Ericeira y Sagres, demostrando el potencial de la costa portuguesa para este tipo de actividades náuticas.

Pronto me di cuenta de que, para diferenciarnos y destacar de la multitud, tendríamos que trabajar más y mejor.

Esto me llevó en 1997 a solicitar con éxito una concesión en la playa de Cantinho da Baía, donde construí un bar, el conocido Bar do Bruno, y un centro de surf situados frente a una de las mejores playas de Portugal para aprender a surfear, ideal para principiantes y surfistas de nivel medio.

Esto nos permitió dar un enorme salto de calidad en los servicios que prestábamos.

A partir de 2007 y durante 10 años, confié en la valiosa ayuda de mi hermano Marcos Bairros, quien, trabajando tanto en reservas como en el marketing en línea, logró llevar al Baleal Surf Camp a una posición destacada en un mercado extremadamente competitivo.

Hoy en día, 24 años después, el Baleal Surf Camp es sin duda una de las mejores empresas de surf en Portugal, avalada por las innumerables críticas positivas en diversas plataformas en línea. Basta con echar un vistazo a nuestra lista de posiciones en TripAdvisor, que nos convirtió en el número 1 en Portugal en campamentos de surf.

Una ubicación única, calidad del alojamiento y su proximidad a nuestro centro de surf, clases de surf de alta calidad, un programa adaptado a diferentes niveles y lleno de experiencias culturales y, sobre todo, un equipo dispuesto a recibir a nuestros huéspedes con los brazos abiertos y una gran sonrisa, son nuestras marcas distintivas.

Más que enseñar a surfear, intentamos ofrecer a nuestros huéspedes una verdadera experiencia vivencial y cultural, aprovechando al máximo lo que nuestra región puede ofrecer, combinándolo con la natural simpatía y generosidad típicas de los portugueses.